martes, 20 de septiembre de 2016

Recomendaciones para una vivienda más sana


Para evitar enfermedades potencialmente peligrosas es necesario contar con algunos recaudos a fin de prevenirnos de males.

  1. Almacenar productos que desprendan vapores en algún lugar externo a la casa que no contamine el aire de esta. Algunos de estos productos tóxicos son: el formol, pinturas,  barnices, los pesticidas y los líquidos limpiadores como detergentes, hipocloritos etc. Se debe tener extremo cuidado con aquellos productos derivados del petróleo ya que estos desprenden vapores tóxicos. Por ejemplo, el benceno puede causar cáncer, defectos de nacimiento entre otros daños.
  2. Ventilar bien la casa, incluso el baño. A veces se puede acumular cloro y hasta cloroformo en las duchas.
  3. Limpiarse los pies antes de entrar en casa. Esto reduce los pesticidas, pues una vez que los microbios entran a las alfombras de la casa, estos  pueden perdurar años. Otra opción es la de quitarse los zapatos, una costumbre común en algunos países. Es imprescindible una buena aspiradora para reducir la contaminación de las alfombras.
  4. Fumigar las habitaciones periódicamente. Para esto tenga la precaución de quitar los juguetes de la habitación de los niños. Los científicos han descubierto que ciertos plásticos de los juguetes absorben los residuos de insecticida como Y los niños pueden intoxicarse.
  5. Reducir al mínimo el uso de pesticidas. Trate de evitar estos productos tan contaminantes.
  6. Eliminar la pintura con plomo de las superficies descascarilladas y pintarlas nuevamente con pintura sin plomo. El plomo en las paredes o agua son venenos muy nocivos para la salud humana.