domingo, 13 de agosto de 2017

El conjunto de la ciudad condal juega en casa


Barcelona y Real Madrid vuelven a encontrarse tras el partido disputado en la ciudad de Miami. Esta vez se encararán para llevarse la Supercopa de España. El primer tradicional oficial del año se va a jugar en el feudo azulgrana, que parten con una pequeña ventaja si miramos las pretemporadas de los dos equipos.

El conjunto de la ciudad condal juega en casa y eso asimismo es un factor esencial a tomar en consideración. Además de esto, el equipo dirigido por Valverde está más necesitado de títulos y victorias para levantar el ánimo tras la espantada de Neymar. El Barcelona disputará su primer partido oficial de la época y no desea perder las buenas sensaciones ocasionadas en verano. Ernesto Valverde aún espera fortalecer la plantilla ya antes del inicio de LaLiga.

Para el partido de el día de hoy, va a tener a su predisposición al límite goleador de la historia de la competición, Leo Messi. El argentino es la pieza clave de este equipo que tiene muchas dudas en una defensa, donde Piqué y Jordi Alba son las piezas más fuertes. El canterano del Barcelona, Deulofeu debe proseguir reivindicándose a base de tantos. Desea ser el substituto de Neymar y esta es buena ocasión para hacerse servir.

Tras conseguir la Supercopa de Europa frente al Manchester en Macedonia, el Real Madrid procurará otro trofeo para ocupar sus vitrinas. Podría decirse que los blancos son preferidos para este partido, mas su mala pretemporada, la baja de Modric, la baja forma de Cristiano y que juegan en Barcelona, decanta la balanza para los azulgrana. No hay que olvidar el gen competitivo de los hombres dirigidos por Zidane y el partido de vuelta en el Bernabéu. Los de Concha Espina van a ir a por el partido para conseguir el sextete que tanto anhelan. La baza de Zidane para el centro del campo es el croata Kovacic. Su gran pretemporada hacen que el Balcánico comience a tener más minutos y peso en el equipo. Un buen test para medirse en el campo.